Aterrizados con aviso de tormenta

1958570_10152680646391311_2489203787383758680_nLa primera semana fue relámpago. Llegamos para ocuparnos con diligencias y algunos paseos. El regreso ha sido como entre ser turista y no serlo. Lo mejor es que Diego se ajustó más que bien. Nos recuerda cada día que “Diego, contento”. La verdad es que yo también estoy muy contenta.

El huracán/tormenta Gonzalo amenazó con darnos una bienvenida tropical. Encerrados acá arriba en Cayey, ver la neblina y los árboles alterados por el viento es tremendo show. Por suerte estamos bien guardaditos y protegidos en casa. La tormenta nunca llegó, pero gozamos las caminatas.

A tomar vuelo

medium_3516991571Regresamos a casa después de 10 años en Chicago. Estos días estamos ocupados con la mudanza.

La razón es simple. Volvemos para estar cerca de la familia. Hay otro montón de cosas que puedo decir sobre regresar a Puerto Rico, pero me reservo la opción de masticar mis ideas antes de escribirlas.

Además del cambio de ciudad, me surgió la oportunidad de poder trabajar otra vez en radio pública. Así que he podido ajustar mi dirección profesional hacia cosas que me apasionan y espero poder compartilas.

Por ahora mi tarea es empacar y cerrar este capítulo llamado Chicago.

photo credit: Fayez Closed Account. via photopin cc