Anahí Lazarte
Image

La vista

Un sábado pasé por la ventana y me detuve. Miré la vista. Lo hice varias veces, admirando y pensando en mi suerte. ¡Qué espectacular!

El Yunque me vuelve a acompañar. Cada mañana quedo pegada, hipnotizada frente a mi ventana viendo el sol levantarse tras los edificios y el monte al fondo del horizonte. Una foto ahora y otra después. Un naranja, un azul y un destello que me ciega.

La vida me llevará a otro hogar con otras vistas. Mientras tanto, me dejaré arropar por el horizonte, su estrella y su Yunque.

This slideshow requires JavaScript.